Nosotros

Somos una empresa dedicada

a la fabricación y comercialización
de sombreros y cachuchas de la más alta calidad.

Con una herencia bi-centenaria, siempre hemos procurado servir y halagar a nuestros clientes de México y el extranjero, ofreciéndoles atención oportuna y soluciones integrales con productos altamente competitivos y vanguardistas, para satisfacer plenamente sus necesidades contribuyendo así, a que disfruten de su gusto por la moda y el diseño. Somos una empresa mexicana innovadora, creativa y rentable, reconocida por brindar a todos sus clientes confiabilidad en diseño y moda de vanguardia. Cuidamos mucho la innovación constante, la honestidad, la responsabilidad y comunicación abierta con nuestros clientes no olvidando el respeto y calidez en el servicio. Sabemos que estos valores han permitido que TARDAN trascienda por más de 170 años en el mercado.

TIENDAS
DEPARTAMENTALES

Era el año de 1847 y a pesar de que Estados Unidos izaba su bandera en lo alto de Palacio Nacional como muestra de su papel vencedor en la luchaque terminó con la pérdida de más de la mitad del territorio mexicano, bajo el "Portal de los Mercaderes", hoy plaza de la Constitución, florecían comercios varios entre los cuales se abrían las puertas de una nueva sombrerería que importaba las prendas de Europa y Estados Unidos. Era el siglo de la exaltación de la belleza, de la estética hecha en México. Los años pasaban y en 1870, el señor Francisco Dallet, emigrado de Francia, adquirió la sombrerería que era conocida como "El Castor". El negocio seguía desarrollándose y creciendo por lo que su dueño, pocos años después, decidió comprar la sombrerería contigua llamada "El Sombrero Colorado" que era propiedad de Th. Pellotier y había sido fundada en 1869. Dos importantes sombrererías se habían consolidado en el zócalo capitalino que tenía abundante actividad comercial.

en 1899 la empresa se transformo

quedándose los hermanos tardan a la cabeza
Eran años de grandes ventas

Transcurría el año de 1880 cuando en Veracruz arribó Charles (Carlos) Tardan, un joven emprendedor de 18 años, nacido en el encantador pueblo de Bosdarros, en los Bajos Pirineos muy cerca de Pau, Francia, para buscar fortuna en México. Instalándose en la Capital del país,era mesero del café "El Cazador", ubicado en la esquina de Plateros y Monte de Piedad. Vecino de la sombrerería de Dallet, Carlos Tardan no tardó en conocer al señor Dallet quien le ofreció trabajo en su sombrerería. La época del Porfiriato era un excelente momento para este negocio ya que era la mejor sombrerería del país en un período en que todo mundo, incluyendo a los niños y a las mujeres, si querían salir a la calle, debían hacerlo con un sombrero en la cabeza. Francisco Dallet y Carlos Tardan acabaron siendo socios y el joven Tardan, viendo las posibilidades de desarrollo comercial, decidió entonces mandar traer a sus jóvenes hermanos Auguste (Augusto) y Victor (Víctor) que tenían alrededor de 15 años para colaborar en esta exitosa empresa. La empresa se transformó, en 1899, en Tardan Hermanos, quedándose los hermanos Tardan a la cabeza. Eran años de grandes ventas y la bonanza de la empresa permitió que Don Carlos se retirara, quedando sus dos hermanos más jóvenes al frente. Los desafíos y deseo de seguir creciendo empujaron a estos dos emprendedores a aprender la técnica de fabricación del fieltro para producir en México los sombreros. Era importante sustituir las importaciones por una producción nacional. Con esta meta los hermanos Tardan deciden entonces incorporar al negocio a su sobrino Carlos, hijo de Pierre el otro hermano, quien con miras a sustituir las importaciones por productos elaborados en México, fue enviado a Inglaterra, Alemania e Italia para aprender la técnica de la fabricación del fieltro. El joven Carlos Tardan partió a la 1era. Guerra mundial, pero al finalizar ésta, retornó para ultimar el montaje y modernización de la fábrica que estaba en Plaza de San Salvador el Verde, hoy día entre 5 de Febrero, Fray Servando y Chimalpopoca.

La frase "De Sonora a Yucatán se usan sombreros Tardan" se escuchaba en México desde principios del siglo XX y poco a poco bastaba con que alguien la iniciara para que el resto de las personas la terminaran en coro, se había convertido en lema de la casa. Con mucho orgullo podemos indicar que fue uno de los primeros slogans mexicanos y sin duda uno de los más exitosos.

La publicidad fue explorada en diversos formatos, anuncios en plazas de toros, inserciones en prensa y hacia la década de 1920 con un programa radiofónico que era patrocinado en la XEW. Muy pronto esta casa comprendió que el lema y la marca, respaldada por su diseño y alta calidad, eran vitales para que los clientes identificaran los sombreros, por lo cual se esmeraron para lograr que "Tardan" se convirtiera en sinónimo de la prenda. Desde luego, la marca se conserva y cuida en la actualidad. El documento más antiguo que conservamos es el Registro de Marca del 23 de noviembre de 1904, desde entonces se renueva año con año. En las décadas de 1960 y 1970, Tardan también se registró como marca en Guatemala, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, mercados en los que competía con los Borsalinos italianos y Stetson estadounidenses, además de protegerse en contra de la falsificación. Hoy en día también las comunidades hispanas en Estados Unidos reconocen los sombreros Tardan.

Desde su instalación la fábrica produjo sombreros de lana y de pelo, con los que adquirió renombre tanto en el país como en el extranjero. Tardan fue un negocio familiar que, en 1959, se dividió en dos. Una parte se dedicada a la industria (llamada Sombreros Unidos, S.A.) y la otra al comercio y las marcas de prestigio, la cual conserva el nombre Tardan. En 1976 Pedro Tardan (hijo de Carlos, el fundador de la fábrica) adquirió de la otra parte el resto de la Sociedad Tardan (comercial), así como las marcas, mientras algunos de sus primos continuaron con la fabricación de sombreros de fieltro. Con el paso del tiempo la fábrica fue vendida y solamente mantuvo la manufactura de sombreros de fieltro de lana.

Tardan se sostuvo con la producción nacional de lana y con la importación de sombreros de pelo Stetson y mantuvo su volumen de ventas, sin recurrir a créditos bancarios. Entre 1994 y 1998 Tardan se reorganizó y el taller se concentró en la fabricación de sombreros de lana y de pelo. De esta manera Tardan Hermanos Sucesores S.A. ofreció a su clientela una extensa línea de artículos de calidad. Gracias a nuestros clientes y a la aceptación de su cachuchas y sombreros, Tardan sigue con la tradición casi bicentenaria.

actualmente a inicios del siglo xxi

tardán sigue fabricando , con materiales nacionales
como importados, de la más alta calidad

Actualmente, a inicio de este siglo veintiuno, Tardan sigue fabricando, con materiales, nacionales como importados, de la más alta calidad, una amplia gama de artículos. Seguimos siendo una empresa mexicana innovadora, creativa que creció junto con la historia de México y confía en un futuro promisorio. No hay que olvidar que el sombrero es el único accesorio que cambia tu estilo y fisionomía y que, además de ser moda, es protección. Seguimos cuidando el diseño y moda de las prendas que fabricamos aprovechando la tecnología y desarrollos textiles para así ofrecer a nuestros clientes artículos con beneficios vanguardistas. Hemos iniciado la diversificación de la marca con accesorios (cinturones, carteras, blusas y guayaberas). Tardan sigue ofreciendo al mercado, como desde hace dos siglos, prendas de la más alta calidad con beneficios importantes para nuestros clientes.