A pesar del nombre, los sombreros son originarios en Ecuador.

El sombrero ganó este nombre con el hecho de que alcanzaron relevancia durante la construcción del Canal de Panamá, ya que eran usados por trabajadores de la construcción.

El tejido tradicional del sombrero ecuatoriano de paja toquilla fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO el 6 de Diciembre de 2012

Su fabricación requiere un proceso de cocción, secado, lavado, blanqueado, horneado y planchado, que puede llevar entre un día y ocho meses de trabajo, según su calidad y finura.